Menu

De chocolote y plástico amarillo

Si piensas, no existes, Texto. Porque bien pensado, ¿para qué construirte? ¿para qué dar a luz a un entramado de palabras que nacen sin ninguna intención clara, más allá de ser? No te pienso, sólo te pido que seas: primero potencialidad, luego constructo desde el que observarse y, finalmente, ¿quién sabe? La misma naturaleza, en definitiva, de un huevo con premio.

No hay comentarios

Deja un comentario

Aquí hemos venido a hablar de palabras. ¡Hazte verbo!
Tu dirección de e-mail no será pública.