Menu

Imagen

El instinto de supervivencia nos empuja hacia la superficie. En los momentos en los que la ansiedad llega a límites irrespirables, esa imagen acude como un balón de oxígeno que nos permite dejar de patalear, como un flotador en un mar demasiado abismal.

No hay comentarios

Deja un comentario

Aquí hemos venido a hablar de palabras. ¡Hazte verbo!
Tu dirección de e-mail no será pública.