Menu

Leyendas acuáticas

Por no hablar. De ahí venía todo. Y nadie lo supo hasta que vomitó. Decenas de palabras cayendo a borbotones por el váter, dirección al mar. Me he enterado en la playa, leyéndolo mientras me bañaba.

No hay comentarios

Deja un comentario

Aquí hemos venido a hablar de palabras. ¡Hazte verbo!
Tu dirección de e-mail no será pública.