Menu
Librerías donde perderse o donde encontrar Escribirás todos los días (el libro)

Librerías donde perderse o donde encontrar Escribirás todos los días (el libro)

Ya era un ritual, al llegar el verano, acabado el colegio y con unas vacaciones interminables por delante, mi padre nos llevaba durante todo un día a recorrer librerías: ese día podíamos escoger tantos libros como quisiéramos. Rodeadas de historias, mi hermana y yo leíamos ansiosas los lomos, en busca del anzuelo preciso para nuestro apetito. Picar implicaba deslizar el libro hasta extraerlo de la estantería, abrirlo, acariciar las páginas hasta encontrar la primera y la última frase, y, por fin, enamorarse de la enorme expectativa generada -como siempre, por otra parte, cuando de enamoramiento se trata-.

Era un ritual y sigue siéndolo, aunque no coincida necesariamente con el inicio del verano, aunque pueda darse cualquier tarde de sábado o de miércoles o un mediodía, necesitados de aire.

Las librerías nos acogen como lectores y, a veces, acogen incluso a nuestros libros. Es el caso de Escribirás todos los días, hay libreros tan admirados como cálidos que ya le han hecho un sitio en sus estanterías. Os dejo sus señas, aunque no vayáis buscando el libro, no dejéis de daros el placer de perderos en ellas.

En Barcelona:

Taifa llibres, imprescindible ella y su pizarra. En Gracia, en la calle Verdi, 12, al lado de los cines.

Novecento, el lugar donde confluyen música y libros, y también buenas frases. En Gracia, Ramón y Cajal, 53, cerca de Joanic (añadida más tarde porque estaban de traslado).

La Calders, “llibreria especialitzada en llibres”, en el Passatge Pere Calders, 9.

En Zaragoza:

Los portadores de sueños, como dicen en su web y en boca de Vila-Matas: “Esta librería es el abismo”, un abismo placentero como pocos, en la calle Jerónimo Blancas, 4 (junto a Pza. España, entre Coso y San Miguel).

En Madrid:

Artimaña, especializados en libro ilustrado, arte y arquitectura pero con un huequito para los perdidos, que también hallarán un sitio en las acogedoras entrañas del local, en la calle de Almadén, 12, muy cerca del Paseo del Prado.

¡A disfrutarlas!

 

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Aquí hemos venido a hablar de palabras. ¡Hazte verbo!
Tu dirección de e-mail no será pública.