Menu

On time

Aterrizan caricias sin retraso en los aerocuerpos de todo el mundo. Llegada la hora del repliegue se anuncian en paneles luminosos o se regalan en las esquinas de las camas (por algo las guardaba el ángel).

No hay comentarios

Deja un comentario

Aquí hemos venido a hablar de palabras. ¡Hazte verbo!
Tu dirección de e-mail no será pública.