Menu

Texto en bucle

Calla.

Ahora escucha.

Deja salir el aire.

Deja que entre.

Repite 10 veces.

Olvida el móvil hasta mañana.

Recuerda mirarte los pies en algún momento antes de irte a dormir.

Dales las buenas noches.

Escribe si no lo has hecho.

Quéjate un poco si lo necesitas porque estás cansado, pero luego da las gracias.

Regodéate sintiendo eso último. 

Diles a los dedos de tus pies que les quieres. 

Mira a los ojos del prójimo más próximo y a ti mismo.

Saluda a la luna y recuerda que Tereshkova fue la primera mujer en subir al espacio y que ha sido tu hijo el que te lo ha dicho. 

Perdónate también tus ofensas.

Recuérdate cuando te hacías heridas en las rodillas cada dos por tres.

Y sopla como entonces. 

Atraviesa el cielo con tu mente si no estás en un avión e inventa que está atardeciendo. 

Coge esos colores y pinta. Píntate la cara. O date un baño naranja.

Cierra los ojos (cuando acabes de leer) ¡Oh, no! este paréntesis debería haber ido antes, ahora ya no me lees, estás con los ojos cerrados y este texto entra en bucle: yo callo. Ahora escucho. Dejo salir el aire. Dejo que entre. Repito 10 veces. Olvido el móvil hasta mañana. Buenas noches prójimo de ojos encendidos. Me baño en el naranja. Me perdono. Arranco a correr cuesta abajo. Soplo. Os quiero a los 5, o a los 10. Os quiero a todos. Gracias.

No hay comentarios

Deja un comentario

Aquí hemos venido a hablar de palabras. ¡Hazte verbo!
Tu dirección de e-mail no será pública.